Fístulas

Los abscesos (colecciones o bolsas de pus) y las fístulas anales son, en la mayoría de las veces, fases consecutivas de una enfermedad con formación de pus; siendo el absceso, la fase aguda y la fístula, la fase crónica.

1.-¿Qué son las fístulas anales?

Las fístulas anales son comunicaciones entre el ano y la piel que se encuentra alrededor de éste. Es más frecuente en hombres que en mujeres. Pueden ser superficiales o profundas.

2.-¿Cómo sé que tengo una fístula?

Por lo general, cuando un paciente tiene una fístula, antes ha padecido un absceso anal, aunque a veces el paciente no es consciente de ello o piensa que son hemorroides. La fístula puede presentarse como salida de pus a través del ano o alrededor de éste, mucosidad anal y molestias anales.

3.-¿Cómo lo diagnostica el médico?

A través de lo que le cuente el paciente en la consulta y la exploración física mediante un tacto rectal. Se suelen solicitar pruebas diagnósticas para confirmar el diagnóstico y localizar la fístula. Las pruebas que se solicitan son: ecografía anal, resonancia magnética de la pelvis y a veces colonoscopia.

4.-¿Cómo se solucionan?

El tratamiento es a través de la cirugía para curar la enfermedad y mantener la continencia para gases y heces. Las técnicas pueden ser: extirpar la fístula por completo (si ésta es superficial),  colocación de sedales en el trayecto de la fístula y cubrir el trayecto de la fístula con tejido del ano.

5.-¿Qué hacer en casa después de la cirugía?

Por lo general, después de la cirugía, el paciente está ingresado 24 horas en el hospital para vigilancia médica. Cuando el paciente es dado de alta, se recomienda dieta rica en fibra y beber abundante agua para evitar el estreñimiento (a veces se recomienda medicación laxante si el paciente es muy estreñido), baños de asiento con agua templada 3 veces al día y después de cada deposición y  medicación para el dolor y las molestias. El paciente tendrá que acudir a consulta de su cirujano días después para seguir la evolución tras la cirugía y durante el tiempo que se crea necesario hasta la curación.