Bazo

1.- ¿Qué es el Bazo?

Es un órgano sólido situado en la parte superior Izquierda del abdomen. Contiene numerosos glóbulos rojos y blancos actuando a modo de “filtro” de las células sanguíneas. Su función aparte de cómo órgano de defensa contra las infecciones, consiste en destruir células viejas (glóbulos rojos, blancos y plaquetas).

En ocasiones hay enfermedades que tienen pocas células como por ejemplo déficit de plaquetas en la P.T.I. (Púrpura trombopénica Idiopática), éstas enfermedades mejoran cuando se quita el bazo ya que se extirpa el órgano donde se destruyen las células por lo que las células que hay viven más tiempo.

2.- ¿Cuándo debe realizarse una esplenectomia laparoscópica?

Fundamentalmente en aquellas enfermedades hematológicas que requieran mayor número de células en el torrente sanguíneo. La más frecuente es la P.T.I. seguida de anemias hemolíticas y enfermedades hereditarias como la esferocitosis y las talasemias. Debe ser el Hematólogo el que indique o sugiera al paciente que debe de extirpársele el bazo para intentar corregir su enfermedad y también debe ser el Hematólogo el que le realice todas las pruebas sanguíneas y estudios de médula ósea.

De igual forma deben descartarse Bazos accesorios por medio de pruebas de imagen (TC, RM) ya que de existir también deben ser extirpados.

3- ¿Cuáles son los avances de la esplenectomía laparoscópica?

Al extirparse el bazo por laparoscopia la recuperación es mucho más rápida, con menos dolor e incorporándose a una vida normal en 7-10 días sin ejercicios físicos. Puede iniciar los ejercicios físicos a los 20 días de la intervención.

Los resultados estéticos son superiores.

4.-¿Cuáles son las indicaciones de la Cirugía laparoscópica?

El tamaño del bazo es lo más importante al igual que el tipo de enfermedad. Cuando el tamaño es muy grande en ocasiones hay que realizar una técnica asistida laparoscópica o bien realizar la esplenectomía por el método tradicional abierto.

En ocasiones se puede trombosar la Arteria esplénica en el preopertorio para intentar disminuir el tamaño del bazo y así poderlo extirpar por vía laparoscópica.

5.-¿Qué preparación se requiere?

  • Pruebas hematológicas completas precisando para el día de la intervención Sangre y Plaquetas reservadas por si fueran necesarias.
  • Vacunación completa para el Neumococo y otras bacterias; ésta vacunación es recomendable hacerla 7 días antes de la intervención.
  • El día anterior a la cirugía realizará higiene personal profunda con una ducha cada 12 horas siendo conveniente que 12 horas antes de la intervención se ponga un Enema de limpieza.
  • Estará en ayuno absoluto (INCLUIDO LOS LIQUIDOS) 8 horas antes de la intervención.
  • Consultará todos los medicamentos que toma antes de la intervención, por ejemplo deberá suspender aquellos que alteran la coagulación como la aspirina, sintrom y sustituirlos por los que se le indique.
  • En ocasiones se requerirá antibióticos previos a la cirugía para prevenir posibles infecciones, si esto fuera necesario se le indicará con anterioridad.

6.-¿Cómo se realizará el procedimiento?

Se realiza bajo Anestesia General y con el paciente colocado del lado derecho en la mesa del quirófano

Se realizan 3-4 pequeñas incisiones debajo del arco costal Izquierdo a través de las cuales se introduce una óptica con la TV. para poder ver la liberación del Bazo que se realiza introduciendo por las otras pequeñas incisiones las pinzas necesarias. Una vez liberado el Bazo se introduce en una bolsa hermética donde procedemos a fraccionarlo y poder sacarlo por uno de lo pequeños orificios realizados, si la sospecha es de tumoración maligna no se fraccionará para así poder estudiar de forma correcta anatomopatológicamente.

7.-¿Qué ocurre si la operación no se puede realizar por laparoscopia?

Se realizará por vía la abierta convencional a través de una incisión en la región abdominal

No es una complicación de la cirugía laparoscópica, es una decisión que toma su Cirujano para asegurar la técnica más adecuada o indicada en cada paciente. La decisión de convertir en cirugía abierta se basa en la seguridad para el paciente.

8.- ¿Qué ocurre después de la Cirugía?

Al finalizar la intervención pasará a una Sala de observación minuciosa (UVI o Reanimación Anestésica) para vigilar posibles complicaciones. Estará con una Sonda por nariz 24 horas pasadas las cuales y ya en su habitación iniciará dieta liquida y movilización precoz para poder ser dado de alta a las 48-72 horas una vez comprobada la estabilización el los análisis sanguíneos

Si la reparación a sido por laparoscopia, podrá iniciar vida normal (salvo ejercicios físicos) en 7-10 días.

Acudirá a consulta para retirar puntos de piel en 10 días la 2ª revisión será a los 15 días y la última a los 30-40 días iniciando entonces los ejercicios físicos.

La movilidad se la dará las molestias abdominales, pudiendo tomar analgésicos habituales tipo paracetamol cuando lo precise

9.-¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Son raras, pero complicaciones como la hemorragia, infección o lesiones de vísceras abdominales pueden ocurrir (Estas últimas son extremadamente raras pero por su complejidad es obligatorio nombrarlas).

La complicación más grave y que siempre hay que tenerla presente es lo que se conoce como la Sepsis postesplenectomía y se trata de una infección sumamente importante difícil de tratar con los antibióticos que tenemos.

Es importante que el paciente siempre avise a su médico que no tiene Bazo para así prevenir infecciones

Pueden ocurrir hernias por los orificios pequeños realizados

10.-¿Cuándo llamar a su Cirujano?

Fiebre superior a 38º

Hemorragia.

Dolor abdominal que va en aumento.

Imposibilidad para orinar.

Enrojecimiento o supuración de la herida.

Si tuviera síntomas respiratorios como tos persistente o dolor costal.