Cirugía menor con Anestesia local: Quistes, lipomas, sinus pilonidal

1.- ¿Qué es un quiste epidérmico? ¿Y un lipoma? ¿Y un sinus pilonidal?

Los quistes epidérmicos son tumores benignos muy frecuentes que se originan en la piel. Contienen queratina y no grasa. Tienen un crecimiento lento y un tamaño variable, desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros. En ocasiones pueden inflamarse e infectarse, pudiendo precisar tratamiento antibiótico y drenaje como tratamiento no definitivo. El tratamiento definitivo es la extirpación quirúrgica

Los lipomas son tumores benignos localizados en el tejido celular subcutáneo, justo por debajo de la piel. Son tumoraciones blandas, redondeadas y raramente dolorosas. Su tamaño es variable y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque son más frecuentes en tronco y espalda. Se perciben como tumoraciones blandos debajo de la piel. Los lipomas no suelen producir síntomas, por lo que no siempre es necesaria su extirpación. El tratamiento quirúrgico se realiza cuando son de gran tamaño, dolorosos o por razones estéticas.

El quiste pilonidal o sinus pilonidal consiste en un quiste localizado en la línea media a la altura del pliegue interglúteo. Es muy común en adultos jóvenes, siendo más frecuente en hombre que en mujeres. Los síntomas más habituales suelen ser  enrojecimiento, dolor en la zona y supuración en el caso de que se produzca un absceso (cúmulo de pus). El tratamiento definitivo consiste en la extirpación completa del tejido afectado por la infección.

2.-¿Qué preparación se requiere?

Con una valoración en consulta suele ser suficiente para diagnosticar cualquiera de las patologías descritas. En los casos menos claros puede ser necesario realizar una ecografía de partes blandas para una mejor aproximación diagnóstica.  

Al ser una cirugía realizada con anestesia local, no precisa de valoración en la consulta de preanestesia

Tras la discusión con su cirujano de los riesgos y beneficios de la intervención, firmará el consentimiento informado.

Doce horas antes de la intervención debe de estar en ayuno completo tomando sólo los medicamentos que se le indique con un pequeño sorbo de agua si fuera necesario. En caso de que tome alguna medicación que altere la coagulación se le informará si debe dejar de tomarlos y en qué plazo.

3.-¿Cómo se realiza una intervención de quiste, lipoma o sinus?

La cirugía se puede llevar a cabo en la gran mayoría de los casos con anestesia local inyectada en la zona de la lesión. La intervención consiste en la extirpación completa de la lesión y posterior sutura de la piel con puntos. En el caso del sinus pilonidal se puede optar en ocasiones por un cierre por segunda intención, dejando abierta la herida y realizando curas periódicas.

No es necesario ingreso para este tipo de intervenciones. Una vez finalizada la cirugía podrá regresar a casa respetando las indicaciones del informe de alta. 

 4.- ¿Qué ocurre después de la Cirugía?

Acudirá a consulta para retirar puntos de piel en 10 días. La tumoración extirpada se envía al servicio de Anatomía Patológica para su análisis macro y microscópico, lo que dará el diagnóstico de certeza. Se le entregará el informe de anatomía patológica en una de sus visitas a consulta.

5.-¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Son raras, pero complicaciones como la hemorragia y la infección de la herida pueden ocurrir.

6.-¿Cuándo llamar a su Cirujano?

- Fiebre superior a 38º o escalofríos

- Hemorragia por heridas

- Enrojecimiento o supuración de la herida.